Diez consejos útiles para hacer deporte bajo la lluvia

¿Quién dice que el mal tiempo es un obstáculo para practicar deporte? Si salir a correr forma parte de los entrenamientos programados y de la actividad física sistemática, no dejemos de hacerlo si llueve. El agua no modifica la calidad de nuestro esfuerzo. 

running-1120606_960_720

Aquí tienes diez consejos útiles para hacer ejercicio cuando el cielo amenaza lluvia, o directamente está lloviendo

1.- Elige la vestimenta adecuada. No uses prendas de algodón, que absorben el agua con facilidad y nos hacen sentir más pesados a la hora de ponernos en movimiento. Son más eficientes las prendas deportivas de material sintética: ropa hecha de polipropileno o Gore-Tex, que permiten que el agua y el sudor escurran de forma continua. Lleva un cortaviento impermeable pero que transpire.

2.- Mantén secos los pies y la cabeza. Usa zapatillas de buena tracción y resistentes al agua,acolchadas en el interior. Evita los calcetines de algodón. Una gorra o una visera (incluso un sombrero) impermeable mantiene la cabeza seca, aleja el agua de la cara y preserva la visibilidad.

3.- Protege de la humedad el resto del cuerpo. Puedes aplicar en tus brazos y piernas aceite para bebés a fin de que el agua resbale. Protege las zonas expuestas a las rozaduras de manera más minuciosa que de costumbre.

4.- Guarda tus pertenencias en compartimentos estancos. Coloca en pequeñas bolsas de nylon tus objetos personales para que no se dañen. Puedes llevar una pequeña mochila con ropa seca para usarla al final del entrenamiento.

5.- Aunque haga frío, calentamiento, estiramientos e hidratación han de ser los mismos de siempre.

correr

Y una vez que estás en acción:

6.- Modifica el recorrido si es necesario, a fin de evitar zonas de barro que puedan aumentar el riesgo de lesiones. Evita pisar los charcos. Puede ser divertido, pero si metes el pie en una balsa de agua puedes resbalar y lastimarte.

7.- Corre más lentamente. Reducir velocidad con el viento en contra o con el agua dándonos en la cara es lo mismo que correr deprisa con buen tiempo. 

8.- Usa cintas reflectantes para hacerte más visible.

9.- Si la lluvia se convierte en tormenta, busca refugio. Aléjate de los árboles. Si estás en medio del campo, no dudes en parar a un automovilista para que te recoja.

10.- ¡Hidrátate! Cuando llueve, el ambiente está más húmedo, por lo que se tiene menos sed, pero el cuerpo se calienta y pierde líquidos con la sudoración. Bebe agua antes, durante y después de correr.


Disfrutarás corriendo bajo la lluvia mientras otros buscan un lugar a cubierto