¿Qué legendario deportista lleva tatuado a Fidel?

Ni es un deportista cubano, ni es una estrella del béisbol, el deporte nacional cubano. Pero sí forma parte de la historia del siglo XX, como el expresidente de Cuba y líder revolucionario Fidel Castro.

Diego Armando Maradona  visitó Cuba por primera vez en 1987. En varias de sus visitas regaló a Castro varias camisetas, como la de su debut con Newell's Old Boys o la albiceleste autografiada. En 2000, en el peor momento de su vida, acudió a la clínica internacional 'La Pedrera' para curarse de su adicción a las drogas. En 2005 entrevistó al Comandante para su programa "La Noche del 10" en la televisión argentina.

descarga

Cuba se convirtió en su segunda patria, y Fidel en su segundo padre. Así, el menos, se manifestó siempre, en las numerosas declaraciones públicas que regaló al fallecido en los últimos años. El astro argentino hizo de sus viajes al Caribe una rutina, y como muestra de agradecimiento por la hospitalidad que le fue dispensada siempre, se tatuó una imagen de Fidel en el gemelo de su pierna mágica, la izquierda, la que maravilló al mundo.

Argentine soccer legend Diego Maradona sports a tattoo showing Fidel Castro as he gets to the field after the men's soccer tournament final between Nigeria and Argentina in the National Stadium at the Beijing 2008 Olympics in Beijing, Saturday, Aug. 23, 2008. (AP Photo/Luca Bruno)

La admiración de El Pelusa hacia Cuba, Fidel y la revolución fue más allá. También se tatuó la imagen del Che Guevara, a partir de la míitca foto de Korda.

diego-maradona-0-400x418

En 2015, Fidel desveló algunas de las cartas que había intercambiado con Maradona, en las que intercambiaban impresiones sobre política y deporte. En una carta de 15 de enero, el exfutbolista escribe:  "Fidel, si algo he aprendido contigo a lo largo de años de sincera y hermosa amistad, es que la lealtad no tiene precio".

Maradona ha dicho en Zagreb (Croacia), tras conocer la muerte de su amigo: 

"Murió el más grande. Era el más grande porque lo sabía todo, anticipaba las cosas y le daba al pueblo lo que el pueblo se merecía".

"El legado que deja es inmenso. Ojalá los políticos de mundo aprendan el cinco por ciento de las palabras y del legado que deja Fidel"

"Cuba me abrió las puertas cuando me las cerró mi país con muchas clínicas que no me aceptaban. Fidel me abrió las puertas de Cuba y gracias a dios hoy estoy pleno, bien, me levanto todos los días, la enfermedad quedó atrás".