Flato en carrera: Cinco trucos para evitarlo

El flato es un dolor punzante y molesto que puede producirse a causa de varios factores como el nerviosismo, tener el estómago lleno, una mala técnica, haber comenzado rápido a correr o tener la zona abdominal poco trabajada. Es el dolor por excelencia, que, en muchos casos, dificulta continuar la carrera.

Aunque seas un profesional del running, puedes padecerlo, pero con la práctica y la experiencia es más fácil controlar tu cuerpo, conocerlo y tomar medidas para evitar que el flato te interrumpa la carrera. Tanto para prevenir que surja como para hacer que desaparezca, existen varios aspectos a tener en cuenta que pueden ayudarte. 

running-1944798_960_720

Desde el blog del Rafa Nadal Sports Centre nos ofrecen estas recomendaciones para evitarlo:

 

1.- Mejorar la técnica

Cuanto más perfeccionada sea tu técnica de running, menos probabilidades tendrás de sufrir flato.

El ritmo, la postura, amortiguación y una correcta inclinación de la espalda contribuyen a que puedas correr kilómetros sin que el flato interrumpa tu marcha.

 

2.- Control de la respiración

Saber controlar la respiración puede que sea el factor más importante en el running. Una respiración correcta puede prevenir la aparición de flato. Practícala, comienza poco a poco e irás mejorando con el tiempo.

Cada persona debe de conocerse a sí misma y saber qué respiración le funciona mejor.

movement-891107_960_720

3.- Evitar comer y beber mucho antes de correr

Es muy necesario ingerir alimentos que nos proporcionen la energía suficiente para realizar la carrera sin sufrir ningún bajón. Pero hay que tener en cuenta que la ingesta se debe de realizar como mínimo una hora antes de comenzar a correr.

La hidratación es otro punto importante a tener en cuenta antes de salir a practicar running, por lo que es recomendable beber agua 30 minutos antes de comenzar a correr

 

4.- Reduce la marcha

Si el flato ya ha aparecido, reducir la marcha cuando estás corriendo te ayudará a que desaparezca antes.

Ten paciencia y mantén un ritmo suave hasta que el dolor disminuya o desaparezca.

 

5.- Presionar sobre la zona dolorida

Si ya has reducido la marcha y el dolor no desaparece, también tienes la opción de hacer presión sobre la zona.

Ejerciendo presión con la mano sobre la zona dolorida ayudarás a que se calme el dolor más rápido y podrás continuar con la marcha.

 

people-2589176_960_720

Cuanto más mejores tu técnica, controles la respiración, la ingesta de comida y bebida y sepas qué trucos pueden ayudarte a hacer desaparecer el flato, mayor será tu resistencia y cada vez sufrirás menos flato. No tengas prisa, calienta correctamente antes de comenzar a correr y no habrá nada que temer.