Subcampeona del mundo y apasionada del trail

Azara García de los Salmones es la mejor corredora de trail de España, y este otoño ha cerrado una temporada de ensueño proclamándose subcampeona del mundo en Portugal. Detrás de sus logros hay una pasión que esta atleta cántabra compagina, a base de esfuerzo y dedicación, con su maternidad y con su trabajo en una empresa de maderas de Los Corrales de Buelna.

azaragarciadelossalmones_trail

Fernando Olmeda: ¿Desde cuándo practicas el ultra trail, cómo llegaste hasta esta modalidad?

Azara García de los Salmones: Empecé mas o menos en 2010. Fue un poco por casualidad, yo practicaba atletismo y en un respiro de la temporada acabé corriendo el KV de Fuente Dé, algún conocido me lo recomendó para cambiar, y ahí empezó todo. En 2013 decido ponerme en manos de un nutricionista y empezar ya de manera más profesional a preparar la montaña. Conozco a Juan Carlos Llamas, que se convierte también en mi entrenador, y ahí empieza una progresión importante, consigo mi primera medalla a nivel nacional, quedando subcampeona de España de KV, y de ahí hasta ahora todo ha sido seguir creciendo en este mundo del trail. Siempre digo que él ha sido el culpable de todo esto, ha sabido sacar lo mejor de mí y cada año sigue haciéndolo. He sido internacional varias veces, tengo dos subcampeonatos del mundo de skyrunning y de ultra trail entre las cosas más importantes. Y ahora estamos ya con la vista puesta en 2017. Este año será difícil de superar, pero... ¡nunca se sabe!

article-azara-una-carrera-hacia-el-oro-58162ff976ccb

¿Qué es lo más difícil de tu especialidad?

Hay que entrenar muchas horas, haga bueno o malo, es difícil coincidir con alguien, y al final son muchos kilómetros en soledad, para mi eso es lo más difícil.

¿Qué tiene el ultratrail que engancha tanto a quienes lo practicáis?

Te sientes libre, y, aunque sufres, al mismo tiempo disfrutas de la naturaleza, de sitios que de otra manera seguramente no tendrías oportunidad de conocer, de la gente, ese compañerismo del montañero. No vas atado a un cronómetro, aquí de poco sirve. Y tantas cosas más te podría decir...

¿Qué preparación haces?

Los fines de semana, que es cuando tengo más tiempo, hacemos las tiradas largas. Entre semana con el trabajo es más complicado. Entre semana toco un poco todo, días de calidad con series en llano o cuesta, gimnasio, bici... La comida es también algo fundamental. Como he dicho, desde 2013 me lleva Juan Carlos, y yo... ¡lo que mande! En cuanto al descanso, conmigo es difícil, soy muy activa y me apasiona lo que hago, pero se debe cuidar mucho, es una parte fundamental del entreno también.

azara3

¿Cómo es un día normal en tu vida?

Me levanto a las 7.30, desayuno, preparo al peque, le dejo en el cole a las 9 y salgo pitando a entrenar. Solo tengo hasta las 11, que tengo que estar ya fichando en la empresa José Peña Lastra. A las 3 acabo, comemos en casa y al lío con los deberes y con las cosas que queden por hacer. A las 6 vuelvo a trabaja,r pero esta vez como monitora de atletismo con niños del Atlético José Peña Lastra. Sobre las 7.30 acabamos, y por fin  casi acaba el día, llegar a casa, duchas, cena, y preparar todo para el día siguiente.

¿Cómo hacer para compaginar el deporte con la maternidad?

¡Como se pueda! Siempre a mil por hora, y con ayuda de Manuel y mis padres. Si no, imposible.
 

azara2

¿Cómo viviste el campeonato del mundo de trail?

Con muchos nervios, estar con la selección española de atletismo era muy especial. La preparación fue dura, me tocaron bastantes  entrenamientos sola, al final son muchas horas y kilómetros y cuesta más. La carrera es una de esas competiciones que te marca, verme peleando con las mejores especialistas de ultra y estar ahí hasta el final luchándolo ha sido indescriptible. Tuve una caída importante sobre el kilometro 60, pero creí que podía seguir, quedó en un susto y pude seguir en la batalla que teníamos. Finalmente llegaba a meta después de 9 horas 45 minutos, y no podía creer que siendo subcampeona del mundo.

También eres campeona de España de raquetas de nieve, subcampeona del mundo de sky-running...

La primera modalidad es, simplemente,  una carrera entre 6 y 10 kilómetros sobre la nieve con raquetas, es muy divertido, fue una experiencia. Y el skyrunning son carreras por montaña, con diferentes modalidades KV, maraton y ultra.

¿Cuáles han sido el mejor y el peor momento de estos años?

El peor momento fue la lesión de 2015, me tuvo seis meses apartada y fue muy duro. ¿El mejor? Me quedo con compartir el campeonato de España con mi marido, los dos quedamos campeones de España de Carreras por Montaña, fue muy especial celebrarlo en meta.

¿Compensa el sacrificio que supone el trail?

Es como todo, nadie regala nada, hay que sacrificarse mucho, muchos kilómetros, horas, cuidar la alimentación, cuidar el descanso... A mí no me cuesta, es mi pasión, la satisfacción que me aporta gana con creces al sacrificio.

¿Compensa económicamente?

¡Menudo tema! A mí, desde luego, no me da para vivir. Tengo que trabajar, ya me gustaría poder ser totalmente profesional. Si no tienes patrocinador que te apoye económicamente, no es que no ganes dinero, es que pierdes... Yo tengo patrocinadores y gracias a ellos puedo competir; si me lo tuviera que gastar de mi bolsillo no podría, estaría en casa. Pero es dinero para eso, para competir, no para vivir. Después están los patrocinadores que te apoyan con material, suplementación...

azara

¿Qué objetivos tienes para 2017?

Campeonato de España de Carreras por Montaña FEDME, Campeonato de España de Trail RFEA, y poder acudir al Europeo con la FEDME y al Mundial con la RFEA.

¿Algunas recomendaciones para mujeres que quieran iniciarse o mejorar en tu especialidad?

Lo primero, creer que pueden, fuera excusas, siempre hay algo de tiempo si realmente quieres, así que organización y manos a la obra. ¡Chicas, somos mas fuertes de lo que creemos! Y para mejorar, sobre todo es importante estar bien asesorado, tener entrenador, no hacer las cosas a lo loco. Por cierto, reclamo que se trate a las mujeres deportistas igual que a los hombres, lo que hacemos tiene el mismo mérito que lo que hacen ellos.