Tokio 1964: los Juegos Olímpicos perfectos

Fueron los primeros en los que pudieron participar las mujeres en una competición por equipos.

Yoshinori Sakai sube la llama en la ceremonia de los JJOO de 1964
Yoshinori Sakai sube la llama en la ceremonia de los JJOO de 1964

Los juegos olímpicos inaugurados el 10 de Octubre de 1964 fueron denominados después de su terminación como los “Juegos Perfectos”. Destacaron de forma notable con relación a los celebrados anteriormente por la utilización de avances tecnológicos desconocidos hasta la fecha. Fueron los primeros retransmitidos en directo por televisión en color, se utilizaron ordenadores para medir los tiempos exactos de las competiciones y la cámara lenta para las reproducciones.

Tokio había sido seleccionada 24 años antes como sede olímpica pero el estallido de la II Guerra Mundial impidió que albergara los juegos de 1940.

Los primeros juegos olímpicos celebrados en Asia, diecinueve años después de la derrota de Japón en la segunda guerra mundial, tuvieron un gran significado geopolítico. Significaba una cierta vuelta a normalidad y la integración en el concierto de naciones de uno de los países más destrozados como consecuencia de los acontecimientos bélicos. El impacto de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki estaba muy reciente en la conciencia de toda la humanidad.

Ceremonia de inauguración de Tokio 1964

Destacan asimismo estos juegos como los primeros en los que pudieron participar las mujeres en una competición por equipos. Concretamente fue el voleibol el que abrió el fuego que posteriormente han ido alcanzando otros deportes.  Asimismo fue el judo por primera vez deporte olímpico, disciplina en la que se impusieron númerosos atletas japoneses.

Fusiru Takamasa, presidente del Instituto Eurasia 21 y estudioso de cómo se desarrollaron aquellos juegos, hace hincapié en la compleja situación internacional que se vivía en esos años. Conseguir que participaran 94 países y que la organización funcionara perfecta consolidó en gran medida la buena imagen y el prestigio de Japón. Hay que tener presente que en los juegos Olímpicos de 1948 celebrados en Londres no se había permitido participar a Alemania ni a Japón, perdedores de la segunda guerra mundial.

En Tokio no participaron ni China ni Vietnam del Norte, país que se solidarizó con el primero, al permitir que participase Taiwán como representante del pueblo chino. El conflicto comenzó con el boicot realizado por Taiwán en protesta por la decisión tomada en la Asamblea General del Comité Olímpico Internacional previamente a los juegos de Helsinki de 1952 de reconocer a la República Popular China (China continental) el derecho a participar. La presencia de Taiwán en Tokio fue motivo suficiente para que la China comunista declinara participar.  Tampoco pudo participar Indonesia, cuya delegación tuvo que volver a su país al no permitir el COI su participación a pesar de los esfuerzos del presidente indonesio Sukarno que se entrevistó con el primer ministro japonés Ikeda Hayato en enero de 1964, meses antes de la inauguración. Corea del Norte tampoco pudo participar al no ser admitida.

juegos-olimpicos-tokio-1964-3En los momentos más álgidos de la guerra fría las tensiones fueron continuas. El séptimo día China ejecutó su primer ensayo nuclear en un claro intento de desacreditar los primeros juegos asiáticos.

La Unión Soviética participó con una amplia representación deportiva, si bien durante los días que duró el evento efectuó numerosos vuelos de sus aviones de combate en el espacio aéreo que rodea Japón.

Las dos Alemanias, acudieron juntas a Tokio, a pesar de que se acababa de levantar el muro que las separaba e incluso adoptaron una bandera conjunta para el acontecimiento, con los aros olímpicos en el centro de su bandera tricolor tradicional.(Negro, rojo y oro)

Un hecho a recordar es que el equipo sudafricano fue retirado de estas olimpiadas debido a su política de segregación racial con respecto a la población negra.

Los juegos olímpicos nunca han sido ajenos a los conflictos internacionales y afortunadamente para la participación en Tokio 2020 no parecen existir grandes problemas que impidan la presencia de todos los  países. Algo se ha avanzado en la paz mundial.

Resultados deportivos

Estados Unidos con 90 medallas (36 de oro, 26 de plata y 28 de bronce) fue el país con mejores resultados. El segundo lugar fue para la Unión Soviética que si bien consiguió 96 medallas en total sólo 30 eran de oro, consiguiendo 31 de plata y 35 de bronce. Japón fue el tercer clasificado con 29  medallas totales (16 de oro, 5 de plata y 8 de bronce). España no consiguió ninguna medalla demostrando una vez más el escaso desarrollo del mundo deportivo en  nuestro país. 50 hombres y 3 mujeres componían la delegación española.

En cuanto a las marcas conseguidas quedó reflejado que la lluvia y el frío impidieron que los registros fueran mejores. Hubo un total de 163 especialidades de los 19 deportes olímpicos.

juegos-olimpicos-tokio-1964-2

Yoshinori Sakai, el último portador de la antorcha y miembro del equipo de corredores de la Universidad de Waseda, fue el encargado de encender el pebetero olímpico en la ceremonia de inauguración. El nipón nacido en Hiroshima el 6 de agosto de 1945, día en el que cayó la bomba atómica en la ciudad, representó simbólicamente la reconstrucción pacífica del país después de la guerra.

Las disciplinas de judo y voleibol, deportes populares en Japón, lograron entrar en la familia olímpica en 1964. El anfitrión logró tres títulos en judo mientras que su gran estrella Akio Kaminaga cayó al tatami vencido por el holandés Geesink, en la que supuso una amarga derrota para el público japonés. Su equipo de voleibol femenino ganó la medalla de oro tras derrotar a los soviéticos con un 3-2 en una final muy competida.

Otras estrellas del deporte que brillaron en Tokio fueron el nadador estadounidense Don Schollander, quien ganó un total de cuatro medallas de oro en 1964, y el etíope Abebe Bikila, que se hizo con la medalla de oro por segunda vez en la prueba de maratón.

Por otra parte, la gimnasta soviética Larissa Latynina apareció por última vez en el certamen deportivo, y se retiró tras haber participado en tres ediciones consecutivas y contar en su palmarés con 18 medallas, entre ellas nueve de oro y cinco de plata.