domingo 25/10/20

Tokio busca formulas para evitar el colapso económico de las Olimpiadas

El presidente del Comité Organizador Yoshiro Mori ha indicado que si los Juegos no pueden celebrarse en 2021 se cancelarán.

 

 

Nuevas noticias poco esperanzadoras para el proyecto de organizar los Juegos Olímpicos de Tokio el verano del año 2021 se han publicado en los últimos días.

La ausencia de una vacuna que llegue a todos los países del Mundo es uno de los hechos determinantes que están llevando a numerosas voces responsables del proyecto a cuestionar la posibilidad de celebrar las Olimpiadas incluso en el año 2021.

Las ingentes pérdidas que está suponiendo no poder celebrar el evento este verano ha llevado a los responsables a buscar formas de ahorro en las diversas actividades programadas inicialmente

En este sentido, el presidente del comité organizador de Tokio 2020, Yoshiro Mori, ha sorprendido con su propuesta de que la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos y la de apertura de los Paralímpicos queden eliminadas para reducir gastos. 

Manifestó igualmente que al igual que ya sucedió durante las dos guerras mundiales del siglo XX los juegos pueden cancelarse y que no habrá un nuevo aplazamiento.

La propuesta de Mori es celebrar una ceremonia de apertura general al inicio de los Juegos Olímpicos, programados ahora para dar comienzo el 23 de julio de 2021, y otra ceremonia de clausura, también general, al final de los Paralímpicos, que acabarán el 5 de septiembre de ese año. Es decir, no realizar ni la clausura de los juegos olímpicos ni la inauguración de los paralímpicos.

"Espero que todos los implicados se den cuenta de que el retraso hasta 2021 es el primero en la historia de las Olimpiadas", recordó Mori, que aseguró no saber cuál será el coste económico total provocado por el aplazamiento. 

Reitero de que caso de continuar con los problemas de salud originados con la pandemia y no contar con la total seguridad de evitar problemas sanitarios insistió en que se cancelarán. Definió este evento como unas "Olimpiadas dramáticas" por la lucha que la humanidad lleva contra la enfermedad.

Tokio busca formulas para evitar el colapso económico de las Olimpiadas