¿Por qué los chilenos son los mejores 'cheerleaders' del mundo?

Son los actuales campeones del mundo de animación o cheerleadingEl equipo mixto de Chile conquistó la medalla de oro del mundial de animación en la categoría COED Elite, superando a Inglaterra y Puerto Rico, que les acompañaron en el podio, y a otros catorce países, y se perfila como candidato a medalla olímpica, dado que este deporte fue recientemente reconocido por el Comité Olímpico Internacional. Sin embargo, no estará presente en Tokio 2020. Aún tendrá que esperar unos años hasta poder solicitar su inclusión en el programa de unos juegos olímpicos.

Chile ha relevado en la categoría Elite a México, tres veces oro, que participó este año en la máxima categoría, la Premier, donde participó en la final que ganó Estados Unidos, principal potencia de este deporte.

El cine y las series de televisión han asociado a las 'cheerleaders' a contextos de High School o universitarios de Estados Unidos, y sin embargo se trata de un deporte extendiudo en muchas zonas del mundo. La Unión Internacional de Animación (ICU, por sus siglas en inglés) cuenta con más de cien federaciones nacionales y 4,5 millones de atletas registrados. Pero... ¿por qué las chilenas y los chilenos son los mejores del mundo?

1493731684-whatsapp-image-2017-05-01-at-220410

En todo el mundo, la animación va creciendo en popularidad porque ha calado en la juventud de muchos países. En el caso de Chile, hay que tener en cuenta que la afición por la animación data de hace diez años, tiempo que ha permitido alcanzar grandes progresos. Además, han contado con instructores estadounidenses que han ido formando entrenadores chilenos.

En este enlace tienes toda la información sobre la implantación del deporte en Chile, donde hay numerosos clubes y escuelas que organizan encuentros, campamentos... Ser 'cheerleader' es un estilo de vida.

_95877028_151644y-567-jcf_2337

(Foto: FEDECHEER)

El cheerleading competitivo es diferente al que suele presenciarse en los descansos o tiempos muertos de diferentes competiciones profesionales, como la NBA o la NFL. En estos casos predomina el sentido de entretenimiento para el público.

En competiciones internacionales de 'cheerleading' no se trata de eso, sino de rutinas similares a las de gimnasia artística. Los equipos son valorados en función de sus coreografías, en las que realizan acrobacias, volteretas, pirámides y saltos. Parece fácil, pero no lo es. Además de la complejidad de la ejecución de los ejercicios, es preciso 'clavar' detalles como el rigor o la expresividad. Todo puntúa.