David Cal y la canoa de la vida

Renunció a Rio'16, anunció su retirada y se refugió en su tierra natal. Un año después, David Cal inicia una nueva vida, integrado en el área de piragüismo de la UCAM. Además, quiere estudiar una carrera.

En marzo de 2015, el deportista español con mejor palmarés olímpico anunció su retirada. Sin la motivación necesaria y sin posibilidades reales de medalla, era inviable tanto seguir preparándose para Rio como para seguir en la alta competición. No le faltaron entonces ofertas de trabajo: del ayuntamiento de Cangas de Morrazo, de la Federación Gallega de Piragüismo, de la Xunta... Incluso le propusieron ser ayudante de su preparador de siempre, Suso Morlán, contratado por Brasil en el presente ciclo olímpico. David Cal decidió quedarse en casa, disfrutar de la familia y los amigos, echar una mano en su club de siempre, apaciguar la morriña que le había paralizado el ánimo durante su estancia preparatoria en Rio. Darse tiempo, a fin de cuentas.

En Galicia había encontrado el sosiego y la rutina familiar que necesitaba. Pero ese espacio cercano y cómodo se le quedó pequeño. Después de años haciendo siempre lo mismo, acostumbrado a un estilo de vida, a unos objetivos, a un éxito rotundo (cinco medallas de cinco posibles, un oro y cuatro platas en tres Juegos), no le ha sido fácil adaptarse a su condición de ex-deportista. En el último año no logró orientar su vida. No encontró nada que le llenase tanto como el deporte de élite. Necesitaba cambiar de aires, y por eso, con la mediación del Comité Olímpico Español, ha aceptado la propuesta de incorporarse al elenco de deportistas fichados por la Universidad Católica de Murcia.

CaSTN2CWkAEt9VX

En Murcia busca nuevas motivaciones. Colaborará con los clubes de piragüismo y en los servicios deportivos de la Institución. Necesita reencontrarse con la rutina de la práctica deportiva. Quiere también estudiar una carrera. No ha decidido cuál, pero cree que será alguna vinculada al deporte. Dice no tener prisa. Además, Alejandro Blanco cuenta con él como Embajador del COE

18

Está agradecido al COE por la atención recibida desde que adoptó la decisión de retirarse, y a la UCAM por la ayuda de la Institución a los deportistas.

No volveremos a verle sobre una canoa en un canal olímpico. Pero David Cal empieza a palear en otro canal. En otra competición dura. La vida de ex-deportista.