El sorprendente origen ancestral de la palabra 'cancha'

Cancha. Campo. Pista. Terreno de juego. Césped. Y todos los sinónimos que la riqueza del español nos permite utilizar para denominar el lugar donde se disputa un partido, preferentemente de tenis, baloncesto (en España) o fútbol (en América Latina.

Esta palabra, que proviene del quechua 'kancha', que significa recinto o cercado. En el Diccionario de la RAE:

1. f. Espacio destinado a la práctica de ciertos deportes o espectáculos

Y en Cuba y Paraguay:

5. f. Cuba y Par. hipódromo

El quechua, idioma del imperio incaico, lleva casi quinientos años de contacto con el castellano, por lo que es lógico que se hayan producido influencias entre ambos idiomas. Son frecuentes los préstamos de palabras. En el quechua de uso diario se incluyen muchas palabras de origen castellano, y lo mismo al contrario, pero a veces esto último no es tan conocido.

Del quechua provienen palabras como cura, poncho o carpa.

tennis-1042860_960_720

En el lenguaje coloquial del español de España es frecuente la expresión 'dar cancha'. Son menos conocidas las locuciones coloquiales 'estar en cancha' (estar bien preparado o entrenado para algo determinado) o 'fuera de cancha' (no estar preparado o entrenado para algo determinado) que se usan en Cuba.

También existe la palabra 'canchero', que en América Latina hace referencia a una persona 'ducha y experta en determinada actividad', 'encargado de una cancha' o 'persona que tiene una cancha de juego o cuida de ella'. Probablemente de la primera acepción deriva el uso de 'canchero' para referirse al futbolista que es capaz de adaptarse a cualquier terreno porque, probablemente, se ha formado en campos con superficies irregulares o de tierra. Muchos futbolistas argentinos encarnan el paradigma de jugador 'canchero'.

Pero 'cancha' también tiene otras acepciones más locales. Por ejemplo al maíz tostado también se le llama 'cancha' o 'canchita'.