Así 'robaron' a Madrid los JJOO de 2016 (y de paso, se lucraron)

La detención esta semana del presidente del Comité Olímpico de Brasil, Carlos Arthur Nuzman -por su presunta participación en una operación de compra de votos para la elección de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016- ha venido a confirmar lo que ya había empezado a sospecharse el mismo día en que fue elegida, el 2 de octubre de 2009, durante la 121.ª sesión del COI celebrada en Copenhague.

América del Sur albergaba los Juegos por primera vez en la historia... pero detrás de la apariencia de normalidad y de la venta publicitaria de la elección como momento histórico del olimpismo mundial -por el criterio de rotación por continentes del COI- algo sucio había ocurrido en los meses anteriores. 

Rio-2016-mascots-named-Tom-and-Vinicius

Nuzman, también presidente del Comité Organizador Río 2016, ha sido detenido en el marco de la investigación bautizada como 'Juego Sucio' sobre el fraude en la elección de la sede olímpica. Está acusado de delitos de corrupción, blanqueo de dinero y participación en una organización criminal. La policía busca también a Leonardo Gryner, director general de operaciones del Comité Río 2016. La operación es resultado de una investigación de los fiscales brasileños junto a la Justicia francesa que señala también al ex gobernador Sergio Cabral, en la actualidad en prisión, y a Papa Massata Diack, hijo del senegalés Lamine Diack, ex presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y miembro del COI.

La justicia brasileña trata de acumular pruebas para demostrar que la elección de Rio fue un gran amaño, presuntamente urdido por una red internacional de corrupción a nivel institucional. Nuzman sería el elemento central de esa red que conectaba los intereses empresariales, económicos y políticos de Río con los de cualquier miembro del COI dispuesto a 'vender' su voto. Y se sospecha que no faltó predisposición por parte de algunos para aceptar los sobornos.

405px-Carlos_Arthur_Nuzman_2007

El encargado de hacer llegar los sobornos antes de la reunión del COI en Copenhague habría sido Arthur César Soares de Menezes, siempre bien situado para recibir contratos con el Gobierno del Estado, en la actualidad en paradero desconocido. Gryner, colaborador principal de Nuzman, se reunió con Soares para acordar futuros patrocinios a eventos de la Federación Internacional de Atletismo... presidida por Diack. 

 

Los investigadores creen que Nuzman ya se había enriquecido antes de la celebración de los Juegos. Además, tienen indicios de que pudo haber más empresarios implicados en la trama, que luego se habrían beneficiado de la adjudicación de obras. "Es innegable que Nuzman actuó de forma bastante presente y expresiva en el convencimiento de personas para que apoyaran la candidatura de Río de Janeiro", ha señalado  esta semana la fiscal Fabiana Scheneider.

La Fiscalía brasileña sostiene que hay indicios de que Nuzman tuvo participación directa en la compra de votos para miembros del COI en la elección de la sede de los Juegos de 2016 y en los El dinero (millones de dólares) pasaba por las manos de Sergio Cabral y Arthur Soares antes de llegar a Papa Massata Diack.

Pero 'un grano no hace granero'. El desarrollo y el desenlace de la votación del COI en Copenhague invita a pensar que el senegalés quizá no fue el único dirigente implicado.

375px-Madrid2020tipografia

El 'paripé' de Copenhague

En los meses anteriores a la elección, el Comité de Candidatura de Doha -que había superado a Río de Janeiro en la mayoría de las categorías evaluadas- ya había acusado al COI de cerrar la puerta al mundo árabe al eliminar a esta ciudad, dando más importancia a los aspectos políticos que a los aspectos técnicos. Según el COI, la candidatura fue rechazada debido a que el periodo olímpico propuesto por los cataríes era en octubre.

Madrid, Chicago, Tokio y Rio fueron las cuatro ciudades candidatas a albergar los Juegos de 2016. Después de Sidney (2000), Atenas (2004), Pekín (2008) y Londres (2012), los pronósticos descartaban a Madrid, dado que el COI no es proclive a que se celebren dos Juegos consecutivos en el mismo continente. Pero Chicago cayó en la primera ronda con 18 votos, mientras que Tokio recibió 22, Río 26 y Madrid 28. 

En la segunda ronda, Tokio fue eliminada con 20 votos, Madrid recibió 29 y Río 46.​ Río de Janeiro fue elegida en la ronda final al recibir 66 votos frente a los 32 de Madrid. El gobernador de Tokio atribuyó el fracaso de la candidatura de la capital japonesa a «dinámicas invisibles» y a acuerdos políticos.

Todo jugó en contra de Madrid. La ley no escrita de rotación de continentes fue uno de los elementos clave en la derrota de Madrid. Eliminadas Chicago y Tokio, la mayor parte de sus votos se movió en favor de Río. Además, varias ciudades europeas planeaban postularse como candidatas para 2020. Los votantes europeos del COI (un 43,5% del total en la sesión de Copenhague) rechazaron a Madrid para asegurar que esas candidaturas de 2020 pudieran oficializarse.

Pero, desde luego, hubo más intereses en juego, principalmente económicos, como trata de probar la justicia de Brasil.

El COl ha pedido a las autoridades de Brasil información sobre la detención de Nuzman y ha anunciado que puede considerar la adopción de medidas provisionales, aunque respeta la presunción de inocencia de quien es uno de sus miembros honorarios.