Hace cuatro años me dijo: "Voy a ganar"

Mireia Belmonte alcanzó la cima olímpica de la mano de su entrenador, Fred Vergnoux, un hombre inmensamente feliz. Su sueño también se ha hecho realidad.

 

IMG_20160811_165749 (1)

La noche en que Mireia se colgó el bronce, su entrenador estaba moderadamente feliz. Ne su rostro, una sonrisa de satisfacción por el éxito, pero sabedor de que la explosión de su pupila estaba por llegar. Anoche, cuando la badalonesa conquistó el oro olímpico, cuando completó la carrera de su vida, su entrenador apenas podía pronunciar palabra. Ni él, ni la fisioterapeuta Mónica Solana, que caminando de un sitio para otro, lloraba de emoción. Se llama Fred Vergnoux: "Recuerdo cuando hace cuatro años me dijo: Voy a ganar. Y lo ha hecho. Está loca, es increíble, estoy sin palabras", dijo, con los ojos congestionados y casi balbuceando, a los pocos instantes de comprobar cómo el sueño que han perseguido durante estos años se hacía realidad. 

IMG_20160811_040439

Una de las claves para lograr este oro fue, dice Vergnoux"tomar una buena decisión de no competir en Kazan para invertir en descanso y hacer un reset total físico y mental para coger fuerzas cara a todo el año. El plan de carrera era empezar más rápido que ayer y con el último subacuático como elemento diferenciador. El trabajo en Sierra Nevada no es ninguna casualidad, es un arma, y Mireia la tiene desde hace años.

Desveló la estrategia de carrera ante rivales de sobra conocidas: "El plan era atacar en el 100 y en el último 50 tras el subacuático he visto la luz, aunque me asusté un poco en el último 10 porque apretaba la japonesa y además la australiana hizo un 50 excelente cuando yo pensaba que acabaría cuarta o quinta. Al final lo ha conseguido".


fredmig 2

(Foto: RFEN)

Respecto a las horas previas a la final, dijo: "Esta mañana hemos ido a nadar a nuestra piscina y luego nos hemos ido fuera del show olímpico. Lo hemos pasado bien, he llorado de risa con ella en la comida y luego ya ha calentado muy bien y solo le faltaba competir a tope. Cuando mañana despierte será campeona olímpica toda su vida. El ejemplo de Mireia debe animar a más gente en España. Ella no es la más talentosa del equipo, pero lo ha sacado con trabajo, ilusión y pasión".

mb2

(Foto: COE)

Anoche se acostaron tarde, pero, por primera vez en su vida, como campeones olímpicos,. Hoy, vuelta al trabajo. Nada los 800 libres: "Será muy duro y complicado pero vamos a hacer lo que toca hasta el final. A ver como se comporta en la serie porque su nivel está más ahora para distancias de 200 y 400, pero a ver que sale y con los pies en el suelo veremos si entramos en final o no".