La "villa olímpica"... de las megaestrellas

Son grandes estrellas, multimillonarios y admirados en el mundo entero. Nadie lo duda. Pero no parece apetecerles demasiado compartir el espíritu olímpico con el resto de deportistas. En lugar de alojarse en la villa de los atletas, dormirán... en un mega-crucero.

Será difícil, si no imposible, verlos desayunando en los comedores o paseando por la Villa de Barra de Tijuca, porque estarán alojados en el Silver Cloud, uno de los grandes barcos que permanecerá anclado en Pier Mauá, el puerto de Río de Janeiro, durante los Juegos.

Esas grandes estrellas no pueden ser otros que LeBron JamesKevin Durant, Stephen Curry... La selección norteamericana de baloncesto, que -según informó UOL- pernoctará junto a los representantes del Comité Olímpico de los Estados Unidos. 

hqdefault

El Silver Cloud tiene una capacidad de 296 pasajeros. Seis cubiertas, seis restaurantes, casino, pub, piscinas, biblioteca, gimnasio y teatro... Las suites exteriores están decoradas con materiales nobles. En el barco, que ya navegó por el Támesis en 2012, también se alojará la selección femenina. En otro navío similar pernoctará la llamada "familia olímpica".

sc_london2

(Foto: Silversea)

Sean razones de seguridad, como se afirma oficialmente, sea idiosincrasia de país, o sea pura excentricidad, lo cierto es que no es algo nuevo. En Atenas'04, la selección estadounidense también prefirió alojarse en un barco, el Queen Mary 2. En aquella ocasión, Carmelo Anthony dijo "sentirse atrapado". El "Dream Team" solo pudo conquistar el bronce, por detrás de Argentina e Italia.

200px-Roger_Federer_(26_June_2009,_Wimbledon)_2_new

En Londres'12, la selección brasileña de fútbol se alojó en un hotel de lujo en Saint Albans, a unos 35 kilómetros al norte del estadio de Wembley. Perdieron en la final contra México.

Roger Federer, Novak Djokovic y María Shaparova se alojaron cerca de Wimbledon para estar cerca de las pistas y evitar atascos de tráfico. Ninguno de los tres logró el oro, que fue de Andy Murray y Serena Williams.

Veremos en Rio si la decisión les trae suerte o no.