La 'compleja moral' de un club de artes marciales para niños desfavorecidos

Recientemente, un video donde se veía a unos adolescentes desfavorecidos combatientes de artes marciales mixtas (AMM) que peleaban dentro de un círculo formado por la gran multitud que los animaba se volvió viral en China, y despertó un amplio debate sobre la moral que existe en el reclutamiento de niños vulnerables para formar parte de este deporte tan violento.

Como respuesta, funcionarios gubernamentales –aparentemente para salvar su reputación– echaron a algunos niños del club sin ninguna explicación. Los chicos quedaron desolados y los ciudadanos chinos se preocuparon sobre el futuros de los jóvenes.

chi 2

El reportaje original, titulado “Los huérfanos de las AMM: si no luchas, entonces puedes volver a casa y comer patatas”, fue producido por el medio de comunicación en linea Pear Video. Muestra a varios chicos de entre 12 y 14 años peleando. Algunos están con el rostro ensangrentado.

Los niños asisten al Club de Lucha EnBo en Chengdu, en la provincia de Sichuan, y fue fundado por EnBo, que prestaba servicios en las fuerzas armadas policiales chinas y ganó dos campeonatos en una contienda de lucha del distrito.

El video relata que el Club de Lucha EnBo acoge a alrededor de 400 niños yi, etnia minoritaria procedente de la Prefectura Autónoma de Liangshan. La tasa por el abuso de drogas, el VIH y la pobreza son muy altas en está región. Muchos niños de EnBo han perdido o a uno de sus padres, o a los dos, y deberían realizar trabajos muy duros en casa.

En el club, toman alimentos que de otra manera no estarían a su alcance, como carne o huevos. Uno de los empleados de EnBo declara que los niños ganan algo de dinero por sus luchas comerciales: ese dinero está administrado por el club y se les da a los niños cuando lo necesitan.

Uno de los niños declaró que a pesar de que los entrenamientos a veces son duros, la vida en el club es mucho mejor que en su ciudad natal. Su mayor sueño es ganar el Campeonato de Lucha Definitivo, que otorga un cinturón dorado.

No es de sorprender que el Club de Lucha EnBo estuviera bajo presión después de que el video se volviera viral. Los cibernautas chinos debatieron molestos la ética de un club de lucha de AMM para niños desfavorecidos:

"Empezar un entrenamiento tan intenso de lucha cuando son adolescentes probablemente puede causarles un daño permanente en sus cuerpos.Es también una buena manera de lograr un futuro brillante, mucho mejor que crecer en las profundidades de las montañas y luego tratar de llegar a la ciudad.​"

"¿Dejar que los niños se entrenen para participar en un combate clandestino y entretener a los que apuestan, ese es el camino correcto? ¡Dios mio!"

"¿Cómo es que iniciarse muy joven en el ping pong, gimnasia o baloncesto no se considera malo para su futuro, pero se considera que formarse como luchador no conduce hacía ningún futuro, que solo se enseña lucha física y que puede convertirse en un peligro oculto para la sociedad?"

Luego de esto, el 17 de agosto las autoridades locales de la provincia de Liangshan en Sichuan intervinieron. Sacaron a algunos niños del club, los llevaron de vuelta a casa, los animaron a dedicarse a sus estudios y les prometieron 748 yuanes por mes (112 dolares estadounidense) como un estipendio mensual para quienes viven en extrema pobreza.

Pero EnBo, fundador del club, declaró que no estaba hospedando ni entrenando niños sin conocimiento del Gobierno. Afirmó que algunos funcionarios gubernamentales de Liangshan lo contactaron y le enviaron el primer grupo de estudiantes. Posteriormente, se llegaron a acuerdos de la misma naturaleza.

Algunas las críticas se centraban en el hecho que a los niños se les privara de la oportunidad de recibir los nueve años de educación obligatoria en China. EnBo explicó al Beijing News que intentó matricular a los niños en el colegio en Chengdu, pero le pidieron que pagase entre 30,000 y 50,000 yuanes (alrededor de 4,500 y 7,500 dólares estadounidenses) por niño para arreglar su permiso de residencia local. Al final, decidió empezar su propia escuela nocturna en el club y contrató cuatro tutores a tiempo parcial para enseñar chino y matemáticas.

Durante la entrevista, el fundador del club de lucha se mostró conmovido cuando habló sobre los niños que tienen que irse. A continuación, el video del informe completo de su último día en el club:

Beijing News entrevistó a un grupo de niños, que derramaron lágrimas cuando se enteraron que sería su último día. El video muestra a los niños desalojados del club a la fuerza, lo que desencadenó otro intenso debate en línea, pero está vez, el tema de escrutinio fueron la moral pública y las autoridades del gobierno local:

"¡Este es el video más triste que he visto este año! ¡Es la consecuencia de un vicio colectivo en nombre de la “bondad”![Imagina que] tus padres son drogadictos, apuestan o han desaparecido. En las montañas, siempre pasas hambre. Un día, un club deportivo de alto nivel de la ciudad te elige sin pedir ninguna cuota de formación, te dan comida y calzado deportivo Nike, te dan los mejores entrenadores del mundo, y tienes profesores y amigos, y desarrollas una sensación de confianza… Y de repente, todo termina y tienes que volver a las montañas. Si yo estuviera en esa situación, me suicidaría.Admiro a EnBo, es un gran creador de sueños"

"¿Es la reputación del Gobierno más importante que los niños?"

"Cuando se llevan a los niños a la fuerza, ¿se considera lo que piensan ellos? Solamente se está anteponiendo el propio deseo por encima de los niños y se cree que es lo que hay que hacer"

"En Bo debería utilizar esta oportunidad para promocionar el club de lucha. ¡Si es el camino correcto, deberías seguirlo! ¡Las AMM son un deporte muy bueno!"

Seguramente los enfrentamientos continuarán, solamente podemos desear lo mejor a los niños en su futuro.

Este artículo escrito por Jimmy Wu fue publicado originalmente en Global Voices el 22 de septiembre de 2017.