Pedaleando para ayudar a las mujeres víctimas de trata

Una joven finlandesa ha iniciado un recorrido en bicicleta desde Helsinki a Madrid a fin de recaudar fondos para financiar la primera vivienda de mujeres víctimas de trata de personas.

Bajo el lema “Riding4hope”, Laura Kirjokivi cruza Europa en bicicleta este verano por una buena causa.

Ha lanzado una campaña de crowdfunding a beneficio de Proyecto ESPERANZA–Adoratrices, cuyo objetivo es recaudar 8.000 euros para financiar las becas de vivienda de veinticinco mujeres, víctimas de trata, que finalizan su proceso de recuperación y comienzan a vivir de forma autónoma.

photo

La trata o comercio de personas es el 'comercio' ilegal de personas con propósitos de esclavitud reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, o cualquier forma moderna de esclavitud.

La campaña pretende visibilizar la desigualdad existente en el mundo, dependiendo del país de origen. En palabras de esta joven finlandesa, “representa la idea de disfrutar de mismos derechos, de la libertad en la vida y más aún el derecho a decidir por una misma. Me siento muy curiosa y emocionada de saber lo que la libertad significa en la vida cotidiana”.

 

Datos-adjuntos-sin-título-00035-300x256

Proyecto Esperanza surge en el año 1999 para dar respuesta a la realidad de la trata de mujeres en España. Desde entonces desarrolla un programa de apoyo integral para mujeres que han sido víctimas de esta forma de esclavitud. El Proyecto, a cargo de la Congregación de Religiosas Adoratrices, cuenta con un equipo multidisciplinar de profesionales, colabora estrechamente con otras organizaciones y forma parte de la Red Española contra la Trata de Personas. Antonio Rivas, Coordinador de Formación del Proyecto, añade: Laura se ha embarcado en una experiencia de libertad, de movilidad y de aventura en un entorno de derechos, como es el formado por  los países de la Unión Europea que va a atravesar, para denunciar que para miles de mujeres víctimas de la trata esa misma experiencia se torna en esclavitud, en humillación y en explotación en esos mismos países. Así es cómo nace la idea de Riding4Hope, haciendo un juego de palabras con el nombre del proyecto “Esperanza”, en inglés". 

Laura Kirjokivi logró a principios de año que el gobierno finlandés autorizara la campaña en su país, e inició su viaje el pasado viernes 16 de junio. A la vez se activó la plataforma on-line entre socios, patrocinadores y amigos para donarlo al Proyecto Esperanza y así apoyar el acceso a vivienda de mujeres del proyecto. 

Tras meses de preparación, el proyecto consiste en salir de Helsinki, aunque la fase de ciclismo (más de 2.500 kilómetros) empezará realmente en Alemania, bajar por Holanda, Bélgica, Francia y España, para llegar la primera semana de agosto a Madrid. En la mitad de su viaje y a falta de veinticinco días, la campaña lleva recaudados 680 de los 4.000 euros mínimos para que no se devuelva a los donantes.

19702448_745124798993012_7681416907305367840_n

En el viaje, Laura cuenta con el apoyo de otra aventurera, Sofia Broman, que graba la experiencia y va narrándola a través de las redes sociales. "Riding for Hope es un proyecto para las mujeres que han sido víctimas de la trata de seres humanos, para las supervivientes increíbles que han pasado por el infierno. Poco a poco estoy empezando a darme cuenta de que también es mi historia, a través de Riding for Hope, estoy construyendo un nuevo yo", dice Laura.

Riding_for_hope-1

El Proyecto de Autonomía es un proceso de atención y preparación de mujeres víctimas de trata que precisan de un acompañamiento individual de apoyo personal, integral y compensador que favorezca el desarrollo y garantice la autonomía personal con el fin de favorecer su futura vida independiente. Rivas explica: "Llega el momento de salir por la puerta con todo ese equipaje vivencial, y afrontar las mismas dificultades que cualquier otra persona que se emancipa, buscar piso, afrontar sus primeros meses de alquiler etc.  Desde el Proyecto Esperanza queremos apoyar este primer mes de alquiler de cada mujer con una dotación económica de 300 euros. Para ellas es un sueño disponer de su propia vida, poder elegir, buscar sus propio camino, seguir luchando por su proyecto. Las llaves de su vivienda se convierten en el primer objeto que simboliza la conquista de su libertad".

portada_dossier-1

Iris Rodriguez, responsable de intervención directa del proyecto, añade: "Queremos que las mujeres aprendan a desenvolverse en la vida desde un marco cultural, a tomar sus propias decisiones, a encontrar un empleo que les ayude a adquirir y desarrollar su propia autonomía, con el que puedan integrarse en la sociedad, y a que asuman gradualmente, de acuerdo a sus capacidades, las responsabilidades en la vida diaria, tanto a nivel personal, familiar como social y laboral". 

kk

Las aportaciones económicas han de realizarse a través de esta página hasta el 7 de agosto, fecha prevista de llegada de Laura a Madrid.