¿Cómo afectaría al deporte mundial la llegada de una tormenta solar?

Barack Obama ha ordenado que Estados Unidos se prepare para una gran tormenta solar. Es una Orden Ejecutiva Presidencial para que las autoridades del país se coordinen a todos los niveles a fin de prepararse de cara a la eventual llegada de un gran fenómeno espacial, una gran tormenta solar que podría interrumpir redes de energía y comunicaciones, y provocar deslumbrantes auroras.

El sol tiene ciclos de actividad, como atestigua la temporada de huracanes. Después de «hibernar» durante cuatro o cinco años, el astro ha empezado a «despertarse». Los expertos creen que, aunque el próximo máximo solar podría experimentar un pico bajo en la actividad total, las manifestaciones puntuales podrían ser muy potentes.

¿Cómo es es una tormenta solar?

Tiene tres fases, aunque no tienen por qué darse a la vez: 

A.- Erupciones: los rayos X y la luz ultravioleta ionizan la capa superior de la atmósfera, interfiriendo con las comunicaciones por radio.

B.- Tormenta de radiación, peligrosa para los astronautas.

C.- Eyección de "masa coronal", una nube de partículas cargadas que puede tardar días en alcanzar la atmósfera terrestre. Cuando lo hace, pueden interactuar con el campo magnético de la tierra, provocando fuertes fluctuaciones electromagnéticas.

¿Cómo habría que actuar ante una alerta pública por una tormenta solar extrema "en 30 minutos"? La respuesta, aquí:

tormenta-solar-02 2

Si llegara hoy a nosotros una tormenta solar, la vida se paralizaría. 

Está en riesgo la tecnología en la que se basan todos los aspectos de nuestra vida. Las infraestructuras de alta tecnología de todo el planeta podrían paralizarse.

1.- Las comunicaciones vía satélite, imprescindibles para la actividad diaria, correrían peligro. Cada vez que compramos gasolina con una tarjeta de crédito estamos efectuando una transacción por satélite. Los desplazamientos de los coches oficiales de los dirigentes, de los autocares de los equipos se verían afectados, así como las retransmisiones en vivo de los eventos deportivos. Los deportistas no podrían tuitear, ni subir fotos a Instagram...

stadium-1634035_960_720 2

2.- Preocupan las consecuencias que tendría para los GPS, usados en teléfonos, aviones o automóviles.  Desde algo tan básico como el diseño y supervisión de entrenamientos -tanto en tierra firme como en el mar- a los desplazamientos en avión de deportistas, equipos, dirigentes de federaciones, de Comités Olímpicos Nacionales, de medios de comunicación...

sailing-boat-1593613_960_720 2

3.-  La mayor preocupación sería la red eléctrica, puesto que la subida de tensión que provocarían las partículas solares podrían dañar los transformadores, y se necesitaría mucho tiempo para sustituirlos, sobre todo si se destruyen cientos a la vez. Estos significaría, por ejemplo, la paralización de oficinas, centros de alto rendimiento deportivo, clínicas de rehabilitación, pabellones de competición, uso nocturno de pistas polideportivas al aire libre, piscinas...

4.- Podría haber ciudades sin electricidad durante una semana, un mes o un año. Pensemos en las consecuencias en las urbes que albergarán próxímos campeonatos de Europa, América o del mundo. Quedan por disputar hasta final de año, por ejemplo:

Noviembre:

6 Maratón de Nueva York.

13. GP de Brasil de Fórmula 1

13 GP Valencia de motociclismo

14-20. Masters de tenis en Londres.

25-27. Final de la Copa Davis de tenis

Diciembre:

4-18. Europeo femenino de balonmano. en Suecia.

6-11. Mundiales de natación en piscina de 25 metros en Windsor (Canadá).

31. Carreras de San Silvestre.

Las pérdidas económicas podrían ser multimillonarias.

descarga

Y, si, como dicen los expertos, los efectos durarían años, podrían alcanzar a la organización de los Juegos de Invierno de 2018 en Corea del Sur, para cuya inauguración quedan menos de 500 días.

 

Las buenas noticias son:

1.- Una mayor capacidad de predicción de las erupciones solares y, por tanto, del eventual acercamiento de una tormenta solar a nuestro planeta.

2.- Si se consiguen prever las tormentas con mayor exactitud, podrían adoptarse las medidas necesarias para mitigar el impacto. Las emisiones más peligrosas de las tormentas viajan bastante despacio, por lo que pueden detectars aentes de que alcancen la tierra, lo que da un margen para decidir las acciones adecuadas, como proteger los transformadores eléctricos, apagándolos antes de la llegada de la tormenta solar. Esto provocaría apagones locales que no durarían mucho.

3.- Las tormentas suelen terminar en un par de horas.