PYEONGCHANG 2018

Javier Fernández ya es medallista olímpico

A Javier Fernández se le escapó el oro al que aspiraba en Pyeongchang, pero logró una histórica medalla de bronce, la primera para el patinaje español, un deporte que solo cuenta con quinientos practicantes y diecisiete pistas de hielo.

El madrileño confirmó su condición de favorito. Llegaba al programa libre en segunda posición tras un excepcional programa corto inspirado en Charles Chaplin en el que logró una puntuación de 107,58, solo cuatro puntos por debajo del nipón Yuzuro Hanyu.

(Fotos: COE/Nacho Casares)

En el programa libre realizó un ejercicio inspirado en la versión inglesa del musical de Broadway “El hombre de la Mancha”. Un ejercicio complejo de trece elementos en los que ha combinado ocho saltos, tres piruetas, una secuencia de pasos y otra coreográfica. No cometió errores, logrando una puntuación de 197.66 (305.24 en total). 

Hanyu también realizó un extraordinario programa libre y se terminó llevando el oro, revalidando el título que logró en Sochi'14. Otro japonés,  Shoma Uno, arriesgó con su programa y terminó arrebatándole al español la plata.

Es la segunda medalla de bronce en estos Juegos, tras el bronce de Regino Hernández en snowboard.

28

4

Fernandez añade un broche histórico a su espectacular carrera. Su cuarta posición en Sochi le privó de la gloria, pero eso ya es pasado. Ahora ya es medallista olímpico, lo único que le faltaba, porque llegaba a estos Juegos como vigente campeón de Europa -ha logrado el título en los últimos seis torneos continentales) y como bicampeón mundial (2015 y 2016).